Posts

Posts
Posts

Suscríbete

Suscríbete
Suscríbete

Tienda

Tienda
Tienda

Reflector de luz 5 en 1

reflector-5-en-1-cabecera-post.jpg

¡¡¡Hola!!!

Hoy voy a hablaros de mi más fiel amigo en fotografía: el reflector. Si lo usamos bien, podremos rebotar la luz de tal manera que no nos haga falta usar un flash.

La mejor inversión que hice en su día, fue la de un reflector 5 en 1. Podréis encontrar alguno en la tienda. Los hay de varias formas, tamaños, materiales,... Pero todos hacen muy bien su trabajo: rebotar (o no rebotar) la luz.

En el post de hoy he montado mi mini estudio casero, y os mostraré cómo funciona cada uno de los colores de mi reflector.

Mi reflector 5 en 1 es de forma circular, mide 110cm. y puede plegarse muy fácilmente para guardarlo en su bolsa de transporte incluída.

Viene forrado con una tela que por un lado es blanca/negra, y por el otro es dorada/plateada, con cremallera, para facilitarnos el cambio de color del reflector que queramos usar en cada ocasión. Si lo “desnudamos” de esta tela, tendremos un difusor, que nos ayudará a matizar la luz muy potente y directa, como la del sol.

Vamos a ver qué efecto tiene cada color en cada foto. Todas son SOOC (recién salidas de la cámara y sin ningún tipo de edición).

Empezaremos por el color negro. Este color, más que rebotar la luz, lo que hace es absorberla, y por lo tanto, no refleja nada. Nos será muy útil para crear sombras más pronunciadas y así dar volumen a lo que estemos fotografiando.

reflector 5 en 1 negro.jpg
f/7.1
1/15
ISO 160

Sigamos con el lado blanco. El color blanco, rebota la luz sobre donde lo dirijamos (normalmente el lado contrario de donde viene la luz y se forman las sombras más pronunciadas), pero de una forma muy suave. Este color es el que se usa comúnmente a la hora de fotografiar Still Life (bodegones), porque difumina las sombras y evoca suavidad de los objetos de la foto. También se usa a veces en retrato, pero en este tipo de fotografía suele ser necesario otro tipo de color que sea capaz de reflejar la luz con más fuerza.

reflector 5 en 1 blanco.jpg
f/7.1
1/15
ISO 160

El color que refleja la luz con más fuerza del reflector 5 en 1, es el plateado. Si estamos en exteriores y colocamos a nuestro modelo en la sombra, podremos dirigir la luz del sol hacia él como si se tratara de un flash. Para Still Life también se usa a veces, cuando las condiciones de luz son algo bajas, o situando el reflector a bastante distancia del objeto a fotografiar.
Reflector plateado situado cerca.

reflector 5 en 1 plateado cerca.jpg
f/7.1
1/15
ISO 160

Reflector plateado situado lejos.

reflector 5 en 1 plateado lejos.jpg
f/7.1
1/15
ISO 160

Por último, nos encontramos con el color dorado. Personalmente, es el que menos uso, ya que no me gusta mucho la dominante amarilla que deja en las foto que suelo hacer. Pero si os gustan los retratos, tendréis unos resultados fantásticos, porque el tono de la piel resultante es muy cálido y favorecedor. En niños también obtendréis un efecto muy bonito. En cambio, en Still Life, no suele gustarme el resultado.

reflector 5 en 1 dorado.jpg
f/7.1
1/15
ISO 160

En ocasiones necesitaremos usar más de un reflector (por ejemplo, si usamos el lado blanco como fondo, y el lado negro para pronunciar las sombras y así conseguir más volumen), o incluso puede que no tengáis ninguno. Pues hacerse uno casero es bien sencillo, como os he explicado en algún que otro post.

Por 1€ podréis tener un reflector blanco y otro negro, si compráis una cartulina negra y otra blanca en una papelería. Además podréis usarla como fondo liso para vuestras fotografías (si la cartulina es de las grandes, podréis hacer retratos muy bonitos).

Si recicláis un cartón de alguna caja que tengáis por casa, podréis forrarlo con papel de aluminio, y usarlo como reflector plateado.

Si tenemos varios reflectores de cada uno de estos colores, podremos, por ejemplo, usar uno de color negro como fondo, otro negro para dar volumen en el lado de las sombras, y otro negro más sobre la foto para crear bodegones oscuros.

reflectores 5 en 1 negros.jpg

En otra fotografía, podríamos usar un reflector blanco de fondo y otro para rebotar la luz suavemente en el lado de las sombras.

En un retrato podríamos usar la cartulina blanca como fondo, y el reflector plateado para rebotar la luz sobre el rostro del/la modelo/a.

Existen mil y una posibilidades.

Hay días que me olvido el trípode en casa, pero jamás el reflector.

Gracias por llegar hasta aquí, y si creéis que pueda interesarle a alguien, os agradezco mucho si compartís.


Maríah Mena





Si te ha gustado el post, rellena el siguiente formulario para suscribirte.

Además recibirás de regalo en tu email un manual de "Edición básica en Camera Raw", el post semanal y contenido exclusivo.

 
No envío Spam. Respeto tu privacidad.      

No hay comentarios