Posts

Posts
Posts

Suscríbete

Suscríbete
Suscríbete

Tienda

Tienda
Tienda

Estudio casero de fotografía simple y barato

Estudio-casero-simple-cabecera.jpg
¡¡¡Hola!!!

Esta semana os traigo un post muy práctico. Os enseño cómo haceros con un mini estudio casero sencillo y barato.

A mí me encantan las flores, así que he usado dos como modelo, pero vosotros podéis fotografiar lo que más os guste o aquello que queráis enseñarle al mundo.

En esta ocasión, me he decidido por la luz lateral (mi ventana queda a la izquierda del mini estudio), aunque os animo a modificarla para que uséis la que más os guste, y de camino, vayáis haciéndoos amigos de ella ;). La trasera también es muy favorecedora, como vimos en el post la luz.

Buscad en casa una ventana por la que os entre bastante sol o claridad; si está orientada al norte, seguramente no necesitéis difusor. He vivido en varios lugares, y he montado mi mini estudio hasta en el lavadero :D.

Una vez localizado el sitio perfecto, empezaremos a montarlo.

Lo primero será el difusor (si lo necesitáis). Yo uso un pie de estudio y un brazo especial para sujetar difusores (el mío es un reflector 5 en 1 de 110 cm, que puedo usar para difuminar la luz quitando la tela exterior). Es lo primero que hago porque siempre acabo golpeando la mesa al colocarlo, o haciendo corriente al pasar,... y tiro todo el tinglado. Así que mejor dejamos colocado esto, y a por lo que sigue. Lo pongo justo delante de la ventana, intentando suavizar al máximo los rayitos de sol que puedan entrar.

Coloco una silla pegada a la mesa, que me ayudará a sujetar el fondo.

Como fondo he decidido usar una cartulina blanca tamaño A2 (las de las manualidades de toda la vida en el colegio), que sale alrededor de los 50 céntimos. Dedicaré todo un post a los fondos, para que podáis ver los resultados que podréis conseguir.
Para poder sujetarla bien en su sitio y que no se mueva, la apoyo en una tabla de marquetería, que me costó 2,50€, en vertical, para aprovechar el largo; así tengo fondo y suelo. Si se mueve o no conseguís dejarla apoyada, podéis usar un washi tape o cinta adhesiva común en las esquinas. Yo guardo todos mis fondos en una carpeta para no tenerlos enrollados ^^ (he luchado contra muuuuchos a estas alturas).

Ahora es el turno de mis flores. Salir al patio a elegirlas me encanta…

En este instante decido que hay demasiadas sombras por el lado derecho; al entrar la luz por la izquierda, inevitablemente el lado derecho quedará más oscuro (esto da volumen a la foto). Voy a usar un reflector blanco, para que me suavice toda esa oscuridad. Me he hecho con un cartón pluma de 50cmx70cm y de 10mm de grosor (5€) que es capaz de sujetarse de pie él solito sin arrugarse, apoyándolo en algo. Yo lo he dejado caer sobre la tabla de marquetería, pero poniendo detrás una botellita de agua, hace la misma función​. Lo podéis comprar en cualquier papelería.

También podéis usar otra cartulina blanca como reflector, un folio,... Aquello que rebote la luz y sea de color blanco o plateado, aunque este último es bastante más potente que el blanco.

Aún no voy a colocarlo. Voy a poner la cámara sobre el trípode, y éste delante de mis flores. Encuadro como me gusta y voy a por mi mando disparador. Selecciono en el menú el disparo con autodisparador (lo vimos en el post ajustes de disparo, en el apartado “modo de avance”), y me dispongo a colocar el reflector blanco (el cartón pluma).

Programo mi cámara.... ¡y a disparar! Podéis ponerla en horizontal (como he hecho yo en esta ocasión), en vertical, sujetarla vosotros mismos en un plano picado o cenital (como vimos en el post tipos de plano en fotografía),... situaros más a la derecha, a la izquierda,... Infinitas posibilidades. Id probando. El uso del trípode no es obligatorio ni esencial, pero os ayudará muchísimo, sobretodo en situaciones en las que tengáis poca luz (día nublado, ventana pequeña,...)

Podéis verlo todo más claro en esta foto:

Esquema-estudio-casero-simple.jpg

Aquí os dejo una lista con todo lo que he usado:

Si hacéis click en los enlaces, os mostrarán los productos de la descripción en Amazon, pero algunos no son los que véis en la foto del mini estudio. Si queréis más información, no tenéis más que escribidme un formulario de contacto o a info@mariahmena.com. Podréis encontrar más productos como estos en la tienda.

Me he animado a grabaros un vídeo - tour con el móvil por el mini estudio casero de fotografía.


Como véis, no es nada difícil fabricarse un estudio pequeñito y resultón en vuestra propia casa. Y, además, baratito.

Podéis cambiar el color de la cartulina del fondo, o bien fabricaros vuestro propio reflector pegando un folio o un trozo de papel de plata a un cartón de una caja que tengáis por ahí (vale la de los cereales, por ejemplo), teniendo en cuenta que el reflector plateado rebota muchísima más luz que el blanco, por lo que tendréis que alejarlo de lo que estéis fotografiando algo más.

Como os he comentado con anterioridad, habrá todo un post sobre fondos donde os hablaré también de los reflectores :).

Muchas gracias por llegar hasta aquí, y si creéis que pueda interesarle a alguien, os agradezco mucho que compartáis.

Maríah Mena




Si te ha gustado el post, rellena el siguiente formulario para suscribirte.

Además recibirás de regalo en tu email un manual de "Edición básica en Camera Raw", el post semanal y contenido exclusivo.

 
No envío Spam. Respeto tu privacidad.      

No hay comentarios